Hemos observado que está utilizando un navegador no compatible. Es posible que el sitio Web de TripAdvisor no se visualice correctamente.
Los siguientes navegadores son compatibles con nuestro sitio:
Windows: Internet Explorer, Mozilla Firefox, Google Chrome. Mac: Safari.

“Luna de miel perfecta”

Mejores precios para -
Llegada dd/mm/aaaa Salida dd/mm/aaaa
Los precios son para 1 habitación, 2 adultos
Mostrar precios
Compara los mejores precios de los principales sitios de viajes
y 13 sitios más
InterContinental Bora Bora Resort & Thalasso Spa
Ocupa el puesto n.º2 de 17 hoteles en Bora Bora
Certificado de excelencia
Barcelona, España
Colaborador de nivel
55 opiniones
26 opiniones de hoteles
common_n_hotel_reviews_1bd8 22 votos útiles
“Luna de miel perfecta”
Opinión escrita el 7 julio 2010

A pesar de que es un hotel increiblemente caro, considero indispensable hospedarse en él si se quiere disfrutar de lo que realmente Bora Bora ofrece.

En este hotel se tienen las mejores vistas de la isla (ya que está en un motu). El restaurante Sands es buenísimo y no hace falta ir al otro que es más caro. Además, el Sands, como el nombre indica, está en la arena y es mucho más romántico. Nosotros pasamos 4 noches aquí, habiendo estado 3 noches en Morea en el Intercontinental y vimos un salto cualitativo importante. La gran diferencia es que en Bora Bora el personal es francés (menos las mujeres de la limpieza que son polinesas) y te atienden todos con una amabilidad increible. Otra cosa: no vale la pena cogerse media pensión o pensión completa ya que para amortizarlo tienes que hacer primero, segundo y postre a cada comida, y como los platos son muy generosos nunca sale a cuenta.

Las habitaciones son enormes y más bonitas en directo que en las fotos. Y el baño es uno de los más grandes que hemos estado nunca.

Las excursione que se pueden hacer desde el hotel son variadas pero nosotros cogimos la de bañarse con tiburones y rallas (una de las mejores experiencias de mi vida teniendo en cuenta que me cualquier cosa que se mueve en el agua me dá pánico) y la de ir con un 4x4 a dar la vuelta por la isla e ir a una granja de perlas. El último día, que tenía que ser el de descanso total, nos llovió todo el día, así que nos fuimos a la isla principal para conocer la capital: no vale la pena, sólo lo aconsejo a los que quieran ver la Bora Bora real.

  • Se alojó en agosto de 2009, viajó en pareja
    • Relación calidad-precio
    • Ubicación
    • Calidad del sueño
    • Habitaciones
    • Limpieza
    • Servicio
¿Útil?
Gracias, trufa1313
Esta opinión es la opinión subjetiva de un miembro de TripAdvisor, no de TripAdvisor LLC.
Escribe una opinión

2.266 opiniones de viajeros

Puntuación de viajeros
    1.870
    273
    68
    38
    17
Ver opiniones para
213
1.781
23
12
Resumen de puntuaciones
  • Ubicación
  • Calidad del sueño
  • Habitaciones
  • Servicio
  • Calidad-precio
  • Limpieza
Los consejos de los viajeros te ayudan a elegir la habitación adecuada.   Consejos sobre habitaciones (32)
Fecha | Puntuación
  • Alemán primero
  • Primero en checo
  • Chino (tradicional) primero
  • Chino (simplificado) primero
  • Coreano primero
  • Danés primero
  • Español primero
  • Francés primero
  • Húngaro primero
  • Indonesio primero
  • Inglés primero
  • Italiano primero
  • Japonés primero
  • Noruego primero
  • Polaco primero
  • Portugués primero
  • Ruso primero
  • Sueco primero
  • Cualquiera
  • Todas las recientes en español
Español primero
Barcelona (España)
Colaborador de nivel
3 opiniones
common_n_hotel_reviews_1bd8 1 voto útil
Opinión escrita el 9 junio 2010

Estuvimos de luna de miel durante 7 días y la estancia fue espectacular. Cierto es que es muy caro pero nosotros tuvimos la ventaja de ir a media pensión y únicamente las comidas y las bebidas de las cenas es lo únco que tuvimos que abonar. El personal fue amable y servicial y para sorpresa nuestra muchos de ellos hablaban un perfecto español. Una estancia increíble en un lugar paradisiaco del cual es muy dificil olvidarse.

  • Se alojó en noviembre de 2009, viajó en pareja
    • Relación calidad-precio
    • Ubicación
    • Calidad del sueño
    • Habitaciones
    • Limpieza
    • Servicio
¿Útil?
Gracias, Airtahitinui
Esta opinión es la opinión subjetiva de un miembro de TripAdvisor, no de TripAdvisor LLC.
Madrid. España
Colaborador de nivel
212 opiniones
86 opiniones de hoteles
common_n_hotel_reviews_1bd8 56 votos útiles
Opinión escrita el 25 febrero 2010

Nos hospedamos en un overwater diamond (igual q todos pero con las mejores vistas) y lo cierto es que tenemos un gran recuerdo de nuestra estancia allí. La habitación era enorme, estaba limpísima y tenía una decoración muy bonita, la posición de la cama, frente a un ventanal enorme, dejaba ver el agua azul turquesa y el motu.. El baño nos encantó! La bañera estaba pegada a otro ventanal q te permitia darte los baños con unas vistas increibles!! El trato fue muy bueno, la gente del hotel siempre está sonriendo y saludando. La piscina y los restaurantes (aunq muy caros) muy buenos. Las vistas del hotel son espectaculares!!
El spa buenísimo, eso si, precios bastante altos.

  • Se alojó en agosto de 2009, viajó en pareja
    • Relación calidad-precio
    • Ubicación
    • Calidad del sueño
    • Habitaciones
    • Limpieza
    • Servicio
¿Útil?
Gracias, Irenedv83
Esta opinión es la opinión subjetiva de un miembro de TripAdvisor, no de TripAdvisor LLC.
MADRID
Colaborador de nivel
7 opiniones
3 opiniones de hoteles
common_n_hotel_reviews_1bd8 32 votos útiles
Opinión escrita el 18 febrero 2010

Con objeto de muestra luna de miel decidimos ir a Bora- Bora, y entre todos los hoteles existentes en dicha isla elegimos el Intercontinental Resort and Spa, un hotel de cinco estrellas lujo.
Nuestra llegada se produjo el día 24 de abril, con el fin de pasar en ese lugar cinco noches.
A la llegada nos impresiono el lugar y las instalaciones de la habitación, nos gusto mucho la habitación overwater.
Sin embargo nunca pesamos que nuestra estancia en dicho hotel fuera a convertirse en una desagradable experiencia.
Lo primero que nos llamo la atención fue la falta total y absoluta de amabilidad de los empleados del hotel.
La primera noche nos informaron de que al ser viernes el restaurante del hotel daba una cena tipo buffet con espectáculo a la cual acudimos. Pero antes nos informaron del precio de la cena en recepción, sobre unos 80 euros, entendiendo que dicho precio era por pareja. Pero nuestra sorpresa fue doble, en primer lugar porque el buffet no era propio de un hotel de cinco estrellas por la gran escasez de alimentos y muy poca variedad; y cuando llego la cuenta nos cobraron 80 euros pero por persona. El espectáculo estuvo bien, correcto, pero la cena en sí muy miserable.
Tras esa primera impresión, nada favorable, pudimos ir comprobando como el trato dado por los empleados del hotel a los clientes no era el adecuado a ese tipo de establecimiento, siendo bastante impertinente e inapropiado.
Pero el cúmulo de despropósitos no acaba aquí, ni mucho menos, es solo una breve introducción.
Describimos para nuestra sorpresa que el restaurante donde se daban las cenas era el mismo lugar donde por la mañana se daban los desayunos, cosa que no dejo de llamarnos la atención al ser un hotel de esa categoría, un cinco estrellas. Y que mientras cenábamos una chica se encargaba de preparan las mesas para el desayuno con la gran molestia y mala impresión que causaba. Cenar en un sitio de cinco estrellas mientras alguien no paraba de dar vueltas preparando mesas.
Una noche, como todas, acudimos a cenar al restaurante del hotel, y nos dijeron que teníamos que esperar unos treinta minutos porque estaban muy ocupados, nosotros esperamos pacientemente dando un paseo por el hotel, sin antes advertir que el restaurante no estaba ocupado ni mucho menos a una cuarta parte de su capacidad y atendían unos cuatro o cinco camareros. Pasados los treinta minutos volvimos, y tras ver la carta y pedir la cena, empezamos a esperar nuestra comida. Transcurrieron como unos treinta minutos sin que nos sirvieran la cena, llamamos a la camarera para preguntar que sucedía, y la camarera no nos dio solución, solo se fue y volvió con unos aperitivos descubriendo su equivocación y reconociendo de tal forma que se había olvidado totalmente de nosotros. Le dijimos que no queríamos aperitivos lo que queríamos era nuestra cena, nada mas. Paso otro rato y al final tuvimos que llamar al jefe de sala para que alguien no hiciese algo de caso, fue esta persona la que trascurridos unos eternos momentos y acrecentándose nuestra indignación nos trajo la cena. Mientras tanto íbamos descubriendo como el resto de los allí presentes no mas de diez parejas eran atendidos. Consecuencia entre que pedimos y nos llego la cena paso algo más de una hora. Comentando con otros clientes que estaban en la mesa contigua nos informaron que los camareros estaban bastantes ocupados atendiendo correctamente al Director del hotel que se encontraba cenando y desatendiendo por completo a los clientes. Pero aquí no acaba esta situación, tras traernos la cena, y pasados unos veinte minutos la camarera que se olvido completamente de nosotros nos pregunto a medio cenar si habíamos terminado de comer y nosotros comentamos indignadísimos que no, y ella –la camarera- ni corta ni perezosa nos contesto en un perfecto tono impertinente y maleducado “no problem, sir”, en medio del restaurante y en un volumen bastante alto propio de un mercado.
Desilusionados y algo tristes ya que era nuestra luna de miel nos dirigimos a nuestra habitación tras esa desagradable experiencia.

Pero aquí no acaba el cúmulo de despropósitos.

Todas las tardes, tal y como nos informaron el primer día, íbamos a tomarnos unos cócteles de cinco a seis de la tarde que era la hora feliz, dos cócteles a precio de uno. Uno de los primeros días pedidos un cóctel de un tipo, y el segundo, nos permitieron que lo pidiésemos de distinto tipo, pero siempre de igual o inferior precio al del primero. Sin embargo otro de los días que queríamos hacer lo mismo nos lo impidieron taxativamente y tuvimos que tomar el segundo igual que el primero, incomprensible. Así como también es incomprensible que durante una de esas tarde tomando algo de cinco a seis, mi ya marido, pidiese el segundo cóctel y uno de los camareros el acusara de beber muy rápido y tomarse el primero con mucha celeridad. Nos quedamos sin palabras, simplemente alucinados.

Al hacer la reserva del hotel desde Madrid, nos informaron, que el hotel tenía “unos de los mejores spa de la isla”, y para disfrutar del mismo decidimos reservar un tratamiento desde Madrid. El tratamiento consistía en un baño relajante en una bañera y dos horas de masaje en una villa privada, todo acompañado por una botella de champán, precio 600 euros, íbamos de luna de miel, no escatimamos gastos. La primera y desagradable sorpresa que nos llevamos respecto al spa fue descubrir que el acceso al mismo no estaba permitido para los clientes del hotel, únicamente a aquellos que habían contratado un tratamiento y aun así el acceso se limitaba al día en que el tratamiento iba a ser disfrutado, algo muy extraño para algo a lo que estábamos acostumbrados es otros establecimientos similares, acceso libre al spa para los clientes. Pues bien, fue el lunes día 27 cuando nos enseñaron el maravilloso spa, cinco jazzcuzi al aire libre y una mini piscina con un tubo para chorro de cervicales, otros chorros y una pequeña sauna, en comparación con otros spas de España, y no de los mejores, (créame somos expertos en el tema, siempre nos alojamos en hoteles de cinco estrellas con spa), ridículo, muy ridículo. El tratamiento correcto algo largo y el masaje tal vez poco profesional, comparando calidad-precio. Al comienzo del tratamiento y para entrar en el spa nos dieron una bolsa con un pareo y unas zapatillas, que claro pensamos que era de utilización exclusiva para cada cliente, y cuando terminamos y salimos del spa por supuesto con la bolsa, que creíamos era un obsequio, una de las empleadas nos grito y corrió detrás de nosotros como si fuésemos unos simples delincuentes para que devolviésemos la bolsa con el pareo y las zapatillas. Deducción: tras pagar las extraordinaria cantidad de 600 euros por un tratamiento, que objetivamente y comparando con otros tratamiento similares, era excesivo, no podían obsequiarnos con un pareo y unas zapatillas cuyo precio seguramente no superaba los cinco euros, comportamiento miserable, muy miserable y vergonzoso, no solo por el precio sino por el comportamiento del personal del spa al salir escandalosamente detrás de nosotros.

Todas estas cosas hacían que nuestra estancia en el hotel se estuviera convirtiendo un una pequeña pesadilla que nos estaba amargando las vacaciones y nuestra luna de miel.

Pero por supuesto, aquí no acaba la historia. El penúltimo día dormíamos placidamente alguien llamo a la puerta una vez, no abrí pensando que era un ruido o que se había caído algo, pero nos volvieron a llamar otro vez y otra vez, ante la existencia me levante y abrí la puerta y me quede sin palabras cuando descubrí a una empleada del hotel que se dirigía a mi para decirme que venia a ver el minibar, yo la deje pasar medio dormida. Pero la gran sorpresa vino cuando vi la hora que era, exactamente las siete de la mañana, si señor las siete de la mañana. Era el colmo, totalmente indignante y una verdadera violación de la intimidad personal y de pareja totalmente denunciable propia de una imputación penal. En que hotel del mundo de la categoría que presume este pasan a ver lo que has consumido del minibar a las siete de la mañana.
A esas alturas del cúmulo de despropósitos ya no nos sorprendía casi nada, pero si, aún quedaba lo mejor. Decidimos tomarnos las cosas de la manera mas alegre posible ya que era nuestra luna de miel para no amargarnos, pero bueno…

La última noche de estancia en su hotel, llegamos de tomarnos unos cócteles sobre las 6:15 de la tarde y nos pusimos a hacer las maletas ya que dejábamos el hotel al día siguiente. Nos encontramos con una carta con el plan del día siguiente y la factura total de nuestra estancia, que ascendía a unos 60 euros entre tasas del hotel y alguna consumición del minibar. Pues bien, dando vueltas por la habitación recogiendo las cosas, mi marido me llamo con premura y mostrándome lo que había en la terraza del nuestra habitación me pregunto: ¿Es una sorpresa tuya? Yo le conteste que no. Lo que allí había era una mesa decorada con flores, una botella de champagne entera, no de tres cuartos como con la que nos obsequio el hotel, con dos cubiertos dispuesta para cenar. Nos sorprendimos ya que no habíamos pedido nada, y lo primero que me dijo mi marido fue que quizá el hotel se habría dado cuenta del incorrecto tratamiento que nos había dado y querría resarcirnos con esa bonita cena, no sabíamos nada. Decidimos esperar y pasados unos veinte minutos se presento un camarero preguntando por los Señores Álvarez, y le dijimos que éramos nosotros, y ante los hechos sucedidos, yo le comente al camarero que no habíamos pedido nada, que por favor revisase si todo era correcto, el dijo que sí, aún con dudas le pregunte dos veces seguidas si esa cena era un regalo obsequio del hotel y el me dijo que sí. Bueno ante tal seguridad disfrutamos de la cena, no sin cierto resquemor y dudas sobre la gratuidad de la misma.

Al día siguiente teníamos que dejar la habitación a las 11 de la mañana, a pesar de que nuestro avión no salía hasta las 7 de la tarde y el barco del hotel hasta el aeropuerto a las cinco de la tarde. Pues bien, al hacer el check out, nos disponíamos a pagar la factura del hotel, pero nos imprimieron otra factura y claro ocurrió lo que nos temíamos, nos cobraron una cena que no pedimos, unos 600 euros de cena, indignadísimos. Mi marido se puso furioso y muy nervioso, y yo más tranquila grite llena de indignación: ¡¡¡¡ Estoy ya lo sabía!!! ¡¡¡Ahora misma quiero aquí a la policía!!!!!. Inmediatamente la recepcionista dijo: Ha sido un error y quitando el cargo de la cena de la factura nos dio la cuenta. Y si no protestamos…. ¿Qué? Pagamos la enorme cuenta de una cena que no habíamos pedido, así sin más 600 euros por la cara, que sinvergüenzas. Por poco somos estafados al actuar de buena fe. Indignados pagamos la cuenta que nos correspondía y esperamos hasta las cinco de la tarde que saliera nuestro barco. Esperamos dándonos vueltas por el hotel porque la habitación tuvimos que abandonarla a la hora, no permitiéndonos el hotel hacer el check out poco tiempo antes de salir de las instalaciones, pero eso sí si queríamos una habitación tenían una especial a un módico precio para ducharnos y arreglarnos, según nos dijo la recepcionista. Vergonzoso cobrar unas horas por una habitación solo para esperar que saliéramos del hotel.

Durante nuestra espera en el hotel llegaron unas escavadoras que comenzaron a hacer trabajos con la arena, mientras los huéspedes del hotel estaban en la piscina, viendo como su idílica estancia en un hotel de cinco estrellas lujo en un lugar paradisíaco se veía empañada por unas obras propias de ciudad, y claro impedía a los clientes estar cómodamente en la playita del hotel. Vergonzoso.

  • Se alojó en abril de 2009, viajó en pareja
    • Relación calidad-precio
    • Ubicación
    • Calidad del sueño
    • Habitaciones
    • Limpieza
    • Servicio
¿Útil?
22 Gracias, ISABOMADRID
Esta opinión es la opinión subjetiva de un miembro de TripAdvisor, no de TripAdvisor LLC.
Iquique, Chile
1 opinión
Opinión escrita el 13 febrero 2010

excelente hotel, un paraiso, amplias habitacioines, vistas espectaculares...

Se alojó en noviembre de 2008
¿Útil?
Gracias, Romiarg
Esta opinión es la opinión subjetiva de un miembro de TripAdvisor, no de TripAdvisor LLC.
Hoteles que quizás también te gusten...
Los viajeros también vieron estos hoteles de Bora Bora
A 5.4 km
InterContinental Bora Bora Le Moana Resort
A 4.6 km
Sofitel Bora Bora Marara Beach Resort
A 0.9 km
Le Meridien Bora Bora
Le Meridien Bora Bora
N.° 7 de 17 en Bora Bora
4.5 de 5 burbujas 2.503 opiniones
Mostrar precios
Mostrar precios
Mostrar precios
A 5.1 km
Maitai Polynesia Bora Bora
Maitai Polynesia Bora Bora
N.° 9 de 17 en Bora Bora
4.0 de 5 burbujas 1.065 opiniones
A 5.7 km
Sunset Hill Lodge
Sunset Hill Lodge
N.° 10 de 17 en Bora Bora
4.5 de 5 burbujas 257 opiniones
A 3.6 km
Four Seasons Resort Bora Bora
Mostrar precios
Mostrar precios
Mostrar precios

¿Has estado en InterContinental Bora Bora Resort & Thalasso Spa? Comparte tu experiencia

Información adicional sobre el InterContinental Bora Bora Resort & Thalasso Spa

Establecimiento: InterContinental Bora Bora Resort & Thalasso Spa
Dirección: | Motu Piti Aau, 98730, Polinesia Francesa
Número de teléfono:
Ubicación: Polinesia Francesa > Islas de la Sociedad > Bora Bora
Servicios:
Bar / Salón Playa Centro de negocios con acceso a Internet Gimnasio / Sala de entrenamiento Internet de alta velocidad gratuito (wifi) Actividades para niños (acondicionado para familias / niños) Restaurante Servicio de habitaciones Spa Suites Piscina Acceso para sillas de ruedas Transporte desde/al aeropuerto
Estilo del hotel:
N.°2 de hoteles de lujo en Bora Bora
N.°2 de hoteles en la playa en Bora Bora
N.°2 de mejores complejos turísticos en Bora Bora
N.°2 de hoteles spa en Bora Bora
Rango de precios (sobre la base de las tasas medias): 832 € - 1.217 €
Categoría del hotel:5 estrella(s) — InterContinental Bora Bora Resort & Thalasso Spa 5*
Número de habitaciones: 80
Opciones de reserva:
TripAdvisor está orgulloso de ser socio de Booking.com, Priceline, Hoteles.com, Expedia, Odigeo, TripOnline SA, Traveltool, S.L.U., HotelQuickly, HRS y Evoline ltd por lo que podrás hacer tus reservas para el InterContinental Bora Bora Resort & Thalasso Spa con confianza. Ayudamos a millones de viajeros cada mes a encontrar el hotel perfecto tanto para viajes de vacaciones como de negocio, siempre con los mejores descuentos y ofertas especiales.
También conocido como:
Hotel Intercontinental Thalasso-Spa Bora Bora
Intercontinental Thalasso-Spa Bora Bora Hotel Bora Bora
Intercontinental Thalasso Hotel Bora
Intercontinental Thalasso Resort Bora
Intercontinental Bora Bora

¿Es este su perfil de TripAdvisor?

¿Es propietario o gestiona este establecimiento? Reclame su perfil de forma gratuita para responder a las opiniones, actualizar su perfil y mucho más.

Reclamar su perfil