Hemos observado que está utilizando un navegador no compatible. Es posible que el sitio Web de TripAdvisor no se visualice correctamente.Los siguientes navegadores son compatibles con nuestro sitio:
Windows: Internet Explorer, Mozilla Firefox, Google Chrome. Mac: Safari.
Hosteria Uspallata
Hoteles cercanos
Mini Hostel TattooBar(Uspallata)(Increíble relación calidad/precio)
65 US$
Booking.com
Ver oferta
TripAdvisor
Ver oferta
  • Wifi gratuito
  • Parking gratis
Booking.com
Ver oferta
  • Wifi gratuito
  • Parking gratis
TripAdvisor
Ver oferta
Certificado de excelencia
    Hotel pukarainca(Uspallata)
    TripAdvisor
    Ver oferta
    • Parking gratis
    • Desayuno incluido
    Samadi Hostel(Uspallata)
    Booking.com
    Ver oferta
    La Comarca(Uspallata)
    TripAdvisor
    Ver oferta
    Mamuna(Uspallata)
    No hay disponibilidad para las fechas seleccionadas en estos sitios
    No hay disponibilidad para las fechas seleccionadas en estos sitios
    Cabanas Sehuen(Uspallata)
    No hay disponibilidad para las fechas seleccionadas en estos sitios
    Opiniones (74)
    Filtrar opiniones
    74 resultados
    Puntuación de viajeros
    15
    25
    16
    8
    10
    Tipo de viajero
    Época del año
    IdiomaTodos los idiomas
    Más idiomas
    15
    25
    16
    8
    10
    Lee lo que dicen los viajeros:
    Filtro
    Actualizando lista...
    34 - 39 de 74 opiniones
    Opinión escrita 22 de septiembre de 2014

    Casi en el final del invierno, una habitación con baño privado correcta. Quizás con temperaturas más bajas el caloventor de la habitación no alcance, pero para esta época sirvió. Buena opción para quienes desean disfrutar más de la naturaleza y menos de actividad nocturna, ya que se encuentra a unos kilómetros de la localidad, en un hermoso entorno. Desayuno adecuado. Amplia cocina/comedor donde uno puede hacer su propio gusto, con utensilios. Buena señal de wifi. Cordial atención

    • Se alojó en septiembre de 2014, viajó con su pareja
      • Ubicación
      • Habitaciones
      • Servicio
    Gracias, Adriana47_12
    Esta opinión es la opinión subjetiva de un miembro de TripAdvisor, no de TripAdvisor LLC.
    Opinión escrita 5 de septiembre de 2014

    Es un hostel cómodo, con un hermoso entorno. Se recomienda si uno está buscando pasar unos días tranqui, si quiere conocer gente o disfrutar de fiestas, creo que no es el lugar más adecuado.
    Es algo alejado del pueblo, es mejor tener movilidad propia. Es muy lindo para alquilar bicis (uno de los servicios del hostel) y pasear por el lugar, y si uno se anima un poco más se recomienda bicicletear hasta el tunduqueral! es tunduqueral es un cerro que está al norte de uspallata, el camino es muy bello, con la vista de la cordillera que nos va acompañando en un costado.

    Consejo sobre las habitaciones: Pedir la habitación con tiempo, para tener una espaciosa, algunas son muy chiquitas.
    • Se alojó en octubre de 2013, viajó con amigos
      • Ubicación
      • Limpieza
      • Servicio
    1  Gracias, Lucrecia W W
    Esta opinión es la opinión subjetiva de un miembro de TripAdvisor, no de TripAdvisor LLC.
    Opinión escrita 30 de agosto de 2014

    Este hostel está situado en la entrada a la Villa de Uspallata, hay colectivos desde la ciudad de Mendoza que te dejan en la puerta, al igual que para regresar. Si se quiere pasear por la villa de noche, o visitar algún barcito, se recomienda tener movilidad. Si se desea descansar, rodeado de un bello paisaje y una tranquilidad absoluta, es el lugar ideal. Tiene espacios para cocinar muy amplios, recomendamos chequear las habitaciones, son lindas pero algunas muy pequeñas. En el hostel alquilan bicis, y se puede llegar a la villa bicicleteando por un hermoso caminito de álamos. En primavera y otoño el arbolado le otorga hermosos colores ocres al paisaje, en invierno es ideal para visitar los centros de sky cercanos, como Penitentes.

    Consejo sobre las habitaciones: Chequear el tamaño según la cantidad de personas y la cantidad de pertenencias, porque algunas son chiquitas, pero están bien equipadas.
    • Se alojó en septiembre de 2013, viajó con amigos
      • Ubicación
      • Calidad del sueño
      • Servicio
    Gracias, Facundoroj
    Esta opinión es la opinión subjetiva de un miembro de TripAdvisor, no de TripAdvisor LLC.
    Opinión escrita 22 de marzo de 2014

    Nos alojamos 2noches muy linda la calidez de gabriel y la buena onda del lugar. .muy limpio y muy buena ubicación..por la opinión de los demás hospedados esas noches seria Bueno Qué organicen algo social ya que se aburrían porque nadie hablaba con nadie y cuando hicimos un asado agradecieron el gesto porq se pudieron relacionar y que sea mas ameno.

    • Se alojó en marzo de 2014
      • Relación calidad-precio
      • Ubicación
      • Habitaciones
      • Limpieza
      • Servicio
    Gracias, Laura P
    Esta opinión es la opinión subjetiva de un miembro de TripAdvisor, no de TripAdvisor LLC.
    Opinión escrita 24 de octubre de 2013

    Viajamos a Uspallata en Julio de este año, y como somos estudiantes, priorizamos precio por sobre "lujos". El hostel siempre es una buena opción para los viajes "gasoleros", y más si vas con idea de interactuar con viajeros.

    Cuando llegamos, alrededor de las 19 horas (ya es de noche en Mendoza a esa hora en invierno) nos dijeron que no tenían más lugar en las camas en dormitorios compartidos, ni en habitaciones dobles, y nos ofrecieron una cabaña. Esta opción se veía muy cómoda, pero el precio (que no recuerdo) era un poco caro, por lo que decidimos seguir viaje y buscar otro hospedaje más acorde a lo que estábamos buscando. En este momento, cuando ya habíamos decidido buscar otro lugar es cuando mágicamente aparecen dos lugares para dormir por $90 cada uno. Obbviamente ya sabían que había lugares en habitaciones compartidas, pero les era más rentable vendernos la cabaña. Las dos camas disponibles eran en un dormitorio de dos camas cuchetas, en el que había dos hombres muy amables, con los que mantuvimos charla un rato. La habitación es pequeña, sencilla, pero por ese precio es correcta. El colchón un poco delgado y viejo, pero por ese precio no se puede esperar mucho más. La ropa de cama limpia, y el cuarto prolijo. El problema es la calefacción! Tienen un pequeño caloventor para calefaccionar la habitación, esos pequeños aparatos eléctricos que largan calor. Si hubiese sido enero este no hubiese sido un problema. De hecho el lugar nos lo recomendó la hermana de mi compañero de viaje, quien había estado en enero, y nos dijo que el lugar era muy bueno y recomendable. Probablemente lo sea en verano, pero estabamos en pleno invierno y sentí un frío impresionante toda la noche (fué una noche que hicieron 14 grados bajo cero de sensación térmica) Repito, nos tocó uno de los días más fríos de la temporada, pero siendo que es temporada alta en invierno, podrían tener algún tipo de calefacción más acorde.

    A la mañana siguiente fuimos a desayunar. El desayuno es correcto para un hostel, algunas facturas, bizcochos, pan, agua caliente, jugo de sobre, café, leche, y algunas cosas para untar. Los productos eran frescos y ricos. Para nuestro viaje "gasolero" era más que suficiente.

    Esa misma mañana nuestro auto se descompuso, las bajísimas temperaturas congelaron el agua del radiador, por lo que tuvímos que dejarlo en el mecánico. Gran problema, el hostel queda bastante lejos como para caminar con mochilas de 80 litros (entre 5 y 6 kilómetros) por lo que tuvimos que tomar taxi algunas veces, que nos cobraba alrededor de $30, nada caro, pero un gasto extra. Los colectivos que van a los centros de ski tienen muy poca frecuencia, y los horarios son bastante inciertos porque vienen desde Mendoza, y en Julio era temporada alta y se demoraban bastante.

    Cuando regresamos al lugar aproximadamente a las 23 horas a pasar nuestra segunda noche, hubo una serie de episodios bastante malos. Nos cambiaron de cuarto (ya nos habían avisado a la mañana, con lo cual aceptamos sin problemas) Lo que no sabíamos era que el cuarto iba a ser bastante más grande (4 o 5 cuchetas) y el medio para calefaccionarlo EL MISMO! Un caloventor exactamente igual al de la noche anterior, pero con más del doble de tamaño de la habitación. Era como intentar calentar el agua de una piscina olímpica con un calentador eléctrico para mates. Cuando nos fuimos a bañar no había agua, ni una gota. Ni para cepillarse los dientes, ni para bañarse, ni para el inodoro, nada. Al otro día nos comentaron que estaban congeladas las cañerías. Vuelvo a repetir, nada de esto hubiese pasado en verano, naturalmente. Ya era casi medianoche, fuimos a cocinar a la cocina del hostel. Amplia, bien equipada, buena cantidad de utencillos. La cocina esta calefaccionada con una estufa a leña, estaba muy calentita, daban ganas de quedarse a dormir ahí. Nos quedamos después de cenar con nuestra pc viendo fotos que habíamos sacado en el día ya que entrar a internet era casi imposible, la señal es muy pobre y la velocidad es bajísima. No consideramos a esto un problema ni mucho menos, en un hostel en el medio de la montaña lo que menos buscamos es internet. Después de quedarnos un rato ahi haciendo sobremesa, pocas ganas daban de dejar la cocina que tan templada estaba, por lo que me quedé un rato más solo en este lugar, el silencio era muy placentero luego de una tarde con mucha actividad. El momento de relajación fue interrumpido por un roedor que salió de atrás del microondas, supongo que normal en estas zonas montañosas. Pasó por el costado de la cebolla de verdeo que acababamos de utilizar en nuestra salsa, y se escondió en otro lugar de la cocina al notar mi presencia. Bastante desagradable saber que probablemente los alimentos que habías comido y los utencillos que habíamos utilizado habían estado en contacto con este simpático animal. Me fuí de la cocina a la habitación, cerrando la puerta para que quede allí adentro y sabiendo que a la mañana siguiente nos íbamos para no volver.

    El caloventor efectivamente no había calentado demasiado la habitación que nos tocó la sengunda noche, así que la única opción era dormir vestido. Había una persona más durmiendo allí, un hombre de 50 y pico de años de La Plata, muy amable que nos alcanzó al pueblo por la mañana. Para terminar de rematar la pésima estadía en este lugar, a mitad de la noche me desperté, había olor a quemado. El caloventor estaba en cortocircuito, el enchufe estaba largando chispasos. Con ayuda de la luz del celular lo desenchufé, y seguí durmiendo.

    En resumen, nuestra experiencia en el Hostel Internacional de Uspallata fué pésima, lo que no quita que en otro momento del año pueda ser mejor. Dos de los problemas que tuvimos fueron por la estación invernal, en verano la estadía hubiese sido muchísimo más placentera. Definitivamente no lo recomiendo en invierno. Tampoco lo recomiento para viajeros sin movilidad propia.

    Consejo sobre las habitaciones: Sólo conocimos dos habitaciones, una al lado de la otra, sólo diferían en el tamaño.
    • Se alojó en julio de 2013, viajó con amigos
      • Relación calidad-precio
      • Ubicación
      • Calidad del sueño
      • Habitaciones
      • Limpieza
      • Servicio
    5  Gracias, Gonzalo d
    Esta opinión es la opinión subjetiva de un miembro de TripAdvisor, no de TripAdvisor LLC.
    Ver más opiniones