Hemos observado que está utilizando un navegador no compatible. Es posible que el sitio Web de Tripadvisor no se visualice correctamente.Los siguientes navegadores son compatibles con nuestro sitio:
Windows: Internet Explorer, Mozilla Firefox, Google Chrome. Mac: Safari.
Hoteles cercanos
Opiniones (41)
Filtrar opiniones
41 resultados
Puntuación de viajeros
38
1
0
0
2
Tipo de viajero
Época del año
IdiomaTodos los idiomas
Más idiomas
Puntuación de viajeros
38
1
0
0
2
Lee lo que dicen los viajeros:
Filtros seleccionados
Filtro
Actualizando lista...
29 - 34 de 41 opiniones
Opinión escrita el 9 de mayo de 2016

Cena. La propietaria, Francesca, tuvo el detalle de salirnos a recibir al portón principal y acompañarnos hasta un porche atravesando un jardín muy bien cuidado. Cruzar la puerta de la torre supone una inmersión en el arte modernista, algo que quien lo aprecie, le puede hacer desviar de su ruta sólo por disfrutarlo. Techos y chimenea merecen un reportaje fotográfico. Toni, el propietario, nos sirvió con una atención exquisita un aperitivo artesanal en una de las salas mientras nos explicaban algunos aspectos de la restauración de la finca. El comedor es único, no falta un solo detalle al mobiliario, y aunque era de noche, los vitrales parecían espectaculares. La carta es sencilla y sin artificios pero honesta. Sería deseable algún pescado más y cuidar pequeños detalles como un pan y un aceite menos generalistas. La atención de Francesca durante la cena fue excepcional. La vajilla y la cristalería se avienen muy acertadamente con la casa. Recuerda la filosofía Relais&Châteaux francesa, un gran esmero en el detalle. Absolutamente recomendable, con una relación calidad/precio/entorno muy satisfactoria.

Consejo sobre las habitaciones: Aceptar las indicaciones de la propiedad
Fecha de la estancia: mayo de 2016
  • Tipo de viaje: Viajé con pareja
    • Ubicación
    • Limpieza
    • Servicio
Gracias, javier876
Esta opinión es la opinión subjetiva de un miembro de TripAdvisor, no de TripAdvisor LLC.
Opinión escrita el 2 de mayo de 2016

Descubrimos este maravilloso restaurante modernista por casualidad, estando alojados en el Balneario Blancafort, en la misma Garriga.
Cabe destacar el entorno y buena acogida por parte de Francesca y su marido, así como todo el servicio del mismo.
Qué decir de la comida, excelente el trato, directo y familiar, con unos platos esmerados, una carta pequeña pero totalmente acertada para la ocasión, en un comedor digno de película!
La sorpresa fue la posibilidad de ver el edificio con sus habitaciones de hotel y disfrutar de esa visita guiada, gracias Francesca! todo un placer y sobretodo una sorpresa, pues la parte "humana" de la historia que comieza es digna de elogio.
Por supuesto lo recomendaría a cualquier pareja o grupo de amigos que desees desconectar, disfrutar de una comida o cena en un ambiente tranquilo y si encima tienen la posibilidad de alojarse en el mismo y disfrutar de su tranquilidad y modernismo, seguro que no se equivocan.
Total y absolutamente recomendado. Repetiremos y sobretodo, traeremos a amigos y familiares pues es digno de ver y degustar.
Buen trabajo familia, os deseamos que este nuevo "reinvento" salga adelante, pues el cariño que hay detrás, trasluce y se ve en todos y cada uno de los detalles.

Consejo sobre las habitaciones: Dejarse recomendar por la dirección del hotel.
Fecha de la estancia: abril de 2016
  • Tipo de viaje: Viajé con pareja
    • Relación calidad-precio
    • Habitaciones
    • Servicio
1  Gracias, David P
Esta opinión es la opinión subjetiva de un miembro de TripAdvisor, no de TripAdvisor LLC.
Opinión escrita el 20 de abril de 2016 mediante dispositivo móvil

El pasado día 9 de Abril fuímos a la Garriga por negocios y cual fué la sorpresa que sobre las 22h nos encontrabamos mi socio y yo dando una vuelta por el pueblo y buscando algún sitio donde cenar y poder hablar de negocios. Nos recomendaron dos restaurantes en la calle principal pero decidimos buscar en el tenedor y cual fué la sorpresa "Edelweiss" nos aventuramos buscando la calle con gps y nada mas llegar y tocar el timbre supimos que habiamos acertado. Nos recibió el señor Antoni muy pero que muy amablemente y nos llevó al salón, preciosamente decorado al estilo modernista, se nos presentó la señora Francesca, mujer de Antoni y durante toda la velada mantuvimos una conversación fluida mientras diafrutavamos de una gran comida en un lugar de ensueño. A veces lo que hace genial un restaurante no es solo la cocina (que hay que decir que lo hacen muy bien) sino todo el conjunto asi que mi 10 para la Villa Eldelweiss otro 10 para la cocina y una super matrícula de honor a Francesca y Antoni por el esfuerzo hecho en tirar adelante ese proyecto y su manera de ver la vida.

Muy recomendable!!

Fecha de la estancia: abril de 2016
Tipo de viaje: Viajé por negocios
Gracias, Adrià B
Esta opinión es la opinión subjetiva de un miembro de TripAdvisor, no de TripAdvisor LLC.
Opinión escrita el 27 de febrero de 2016 mediante dispositivo móvil

Llevo viajando media vida por toda España desde las Canarias hasta Gerona desde Gerona hasta el Ferrol
Y es curioso en una población pérdida en mi ruta a las 12.00 de la noche encuentras una Posada especial,una parada en la cual la amabilidad y las buenas formas se ven en el momento,donde el silencio y el respirar tranquilidad,despues de 1100 kilómetros es todo uno
Donde las habitaciones son de antaño con delicadeza y buen gusto decoradas
Donde se ven grandes y espaciosas donde dan ganas de quedarse un tiempo para pensar lo que hacer de dentro de una semana.
Donde no existe recepcion tipica y donde con una mesa de despacho te atienden con exquisited
Es curioso lo que hace este lugar cuando entras en el cual te trasmite el descanso y el buen gusto
Gracias por la estancia volvere con mi mujer
Enhorabuena

Fecha de la estancia: febrero de 2016
Tipo de viaje: Viajé solo
1  Gracias, MARIANO P
Esta opinión es la opinión subjetiva de un miembro de TripAdvisor, no de TripAdvisor LLC.
Opinión escrita el 18 de septiembre de 2015

Buscábamos un alojamiento tranquilo, bonito y cerca de Barcelona pero, sobre todo, especial. Pese a que no aparecía en los primeros resultados, puesto que se ha inaugurado recientemente, al ver las fotos supimos que era precisamente lo que estábamos buscando.

Es una villa de principios del siglo XX, reformada, amueblada y decorada al estilo art nouveau con autenticidad, pasión y gusto exquisito.

Cada rincón, cada detalle de la casa evoca al Modernismo, estilo que nos fascina. El jardín, las paredes y vidrios, la vajilla, hasta los pomos de las puertas … absolutamente todo invita a la contemplación.

Por parte de los anfitriones recibimos un trato excelente y cercano. Con su amabilidad y facilidades recibidas, tuvimos en todo momento la sensación de estar en un lugar íntimo y exclusivo.

El desayuno lo disfrutamos en el comedor principal, una de nuestras partes favoritas de la casa, y fue muy rico y variado. También disponen de un apetecible menú que esperamos probar pronto.

En definitiva, si buscas una estancia DE CUENTO te recomendamos esta villa al cien por cien.

Dudamos que exista lugar igual. Nosotros repetiremos.

Fecha de la estancia: septiembre de 2015
  • Tipo de viaje: Viajé con pareja
    • Relación calidad-precio
    • Calidad del sueño
    • Servicio
6  Gracias, Ana R
Esta opinión es la opinión subjetiva de un miembro de TripAdvisor, no de TripAdvisor LLC.
Ver más opiniones