Hemos observado que está utilizando un navegador no compatible. Es posible que el sitio Web de TripAdvisor no se visualice correctamente.Los siguientes navegadores son compatibles con nuestro sitio:
Windows: Internet Explorer, Mozilla Firefox, Google Chrome. Mac: Safari.
Hoteles cercanos
Opiniones (943)
Filtrar opiniones
943 resultados
Puntuación de viajeros
327
287
183
89
57
Tipo de viajero
Época del año
IdiomaTodos los idiomas
Más idiomas
327
287
183
89
57
Lee lo que dicen los viajeros:
Filtro
Actualizando lista...
110 - 115 de 943 opiniones
Opinión escrita el 8 de noviembre de 2011

Tal vez sea muy exigente pero este hotel tiene cosas muy buenas pero también muy malas... Como excepcional es el parque natural que le rodea, con mucha naturaleza y muy bonito. Ideal para jugar con los niños al escondite o al tesoro escondido... Como muy bueno la acogida del servicio del hotel -como es habitual en Portugal por mi experiencia, por otra parte-. Como menos bueno la ubicación dentro de Portugal para los que quieran conocer Coimbra, Viseu, Fáticma y/o Aveiro (todos están a más de media hora y se hace largo el camino). Alrededor del hotel hay poco que visitar y tampoco alternativas buenas dónde comer. Esto lo digo porque tal vez su peor punto es el tener que depender de una restauración cara basada en un sólo precio y un sólo menú, que se hace muy caro cuando vas en familia y con niños que apenas son capaces de comer la mitad del menú caro que se propone como única alternativa. Esto es un tema a tratar ya que por otra parte el precio de las habitaciones es bastante adsequible al menos en mi caso donde cogimos un cuarto para 4 bastante grande en temporada media/baja. Como resumen decir que no nos arrepentimos de haber pasado allí unos días, pero sólo 2-3 porque nos quedamos con las ganas de haber dormido en Coimbra más días, o tal vez en Viseu, o incluso en Figueira da Foz. Se echa de menos la actividad urbana. ¿Las habitaciones? Muy antiguas y mantenidas como se puede -que os cuente el servicio la explicación de por qué no se invierte en el hotel desde hace años... Como conclusión decir que tenéis que aprovechar el tener uno de los más representativos hoteles de Europa a un módico precio (alojamiento y desayuno), porque no dudo en algún momento este hotel con una mediana inversión pase a ser uno de los mejores hoteles de Europa, y entonces se convierta en algo inadsequible para la clase media.

  • Se alojó en octubre de 2011, viajó con su familia
    • Relación calidad-precio
    • Ubicación
    • Calidad del sueño
    • Habitaciones
    • Limpieza
    • Servicio
7  Gracias, JesusyCeleste
Esta opinión es la opinión subjetiva de un miembro de TripAdvisor, no de TripAdvisor LLC.
Opinión escrita el 5 de octubre de 2011

La descripción del palacio y su entorno se lo dejo a los eruditos en Historia, pero si piensa visitar este hotel y no conoce su historia, es recomendable como mínimo una visita a wikipedia para disfrutar con algo de conocimiento de los rincones de este lugar tan singular. El hotel en sí tiene un aire descuidado y decadente que le da cierto encanto. Hay fallos imperdonables: La comida es de catering y microondas, aunque el vino, de las bodegas del propietario del hotel, es bastante aceptable. El personal de servicio del comedor, aunque correcto, dista mucho de ser amable y no está a la altura de la categoría del hotel ni de la profesionalidad que caracteriza a la restauración en este país hermano. Otro fallo es la ausencia de aire acondicionado en algunas habitaciones, esto es aún mas notorio en las que están orientadas al oeste, que están recibiendo el sol toda la tarde y hacen que a la hora de acostarte la habitación sea un auténtico horno en la temporada estival. Esto te obliga a dormir con el balcón abierto, en franco y estrecho contacto con la Naturaleza y sus "habitantes". Y cuando este inconveniente se torna en aliciente al alba, cuando puedes disfrutar del canto de las aves del bosque que rodea al palacio, la imagen bucólica la rompe la llegada de madrugadores autobuses repletos de turistas que viene a visitar el palacio desde el exterior. Por tanto, si queréis vivir una larga noche "sintiendo" la Naturaleza, pedid que os den la habitación 17 y podréis disfrutar casi minuto a minuto vuestra estancia en el hotel.
Como contrapunto y hablando en serio, hay que destacar la atención del personal de recepción que sirve de paliativo de todos los sinsabores anteriores. La señorita que nos atendió, además de hablar un correctísimo español, pues había hecho prácticas en Islantilla, en la costa de Huelva. Nos orientó y dio toda clase de explicaciones para visitar todos los lugares de interés de este paraje, que son muchos, y todo ello con una amabilidad encomiable y eso sí, se ofreció para cambiar la habitación en caso necesario, cosa que desestimamos por el cansancio del viaje y por lo intempestivo de la hora. El valor añadido de esta empleada salva bastante la imagen del hotel y probablemente evita alguna que otra petición de la hoja de reclamaciones. Para terminar no quiero dejar pasar el hacer un comentario sobre el atentado a la estética que supone el iluminar los ojos de los maniquíes que portan las armaduras, junto a la escalinata que sube a la primera planta del edificio, detalle de auténtico mal gusto que destroza el ambiente que pretende crear.

  • Se alojó en septiembre de 2011, viajó con amigos
    • Relación calidad-precio
    • Ubicación
    • Calidad del sueño
    • Habitaciones
    • Limpieza
    • Servicio
1  Gracias, Nacho51
Esta opinión es la opinión subjetiva de un miembro de TripAdvisor, no de TripAdvisor LLC.
Opinión escrita el 9 de septiembre de 2011

El hotel es un palacio precioso en un entorno precioso. Pero es carísimo (cobran por las dos cosas que acabo de mencionar, pero lo demás es sencillamente horroroso). No tienen ni idea de lo que es gestionar un sitio de ese nivel. Las habitaciones son muy decepcionantes, sobre todo si tomas el precio como referencia para tus expectativas. Pero lo peor sin duda es la cocina. Se nos ocurrió cenar allí y no dábamos crédito a los platos que nos iban sacando. La presentación, el sabor, la calidad de todo era lamentable. Nos pusieron carnes y pescados que parecían estar cocinados dias atrás y recalentados en el microondas. Pedimos hablar con el responsable y los camareros nos dijeron que no había nadie. ni en la cocina ni en el hotel. Y que tampoco había cocinero, lo cual confirmó nuestra teoría de que nos estaban sirviendo platos recalentados. Aquello era incomible y nos fuimos a dormir muertos de hambre. Nos negamos a pagar esa cena, que había sido un suplicio. en un hotel supuestamente de lujo!!
Los jardines y el entorno, preciosos, eso no se puede negar. Pero no volvería ni loca.

  • Se alojó en octubre de 2010, viajó con amigos
    • Relación calidad-precio
    • Calidad del sueño
    • Limpieza
    • Servicio
8  Gracias, Crisaura
Esta opinión es la opinión subjetiva de un miembro de TripAdvisor, no de TripAdvisor LLC.
Opinión escrita el 25 de agosto de 2011

La arquitectura del hotel es maravillosa. Manuelino en estado puro. El bosque muy interesante pero bastante descuidado, algo abandonado y mal señalizado. El hotel en sí un cinco estrellas que objetivamente tal vez no llegara a merecer cuatro estrellas siquiera. Sería necesaria una profunda remodelación que reconozco sería muy costosa dadas las características del edificio. Desayuno y cena mediocre, jamás para merecer cinco estrellas. En realidad el precio de la habitación ya da idea de que algo no concuerda. Merece la pena dormir un día en un edificio singular como éste y admirar su arquitectura externa e interna así como pasear por el bosque. Pero con un día es suficiente.

  • Se alojó en agosto de 2011, viajó con su pareja
    • Relación calidad-precio
    • Calidad del sueño
    • Limpieza
    • Servicio
8  Gracias, JavierPFGijon
Esta opinión es la opinión subjetiva de un miembro de TripAdvisor, no de TripAdvisor LLC.
Opinión escrita el 27 de julio de 2011

Si valoramos este hotel con las reglas habituales de servicio posiblemente podriamos objetar que las instalaciones son antiguas, el personal aunque amable algo demodé y hay algo de polvoriento en las instalaciones del Hotel. Pero posiblemente todo ello es parte de su encanto. el edificio es un palacio manuelino perfectamente conservado y conserva una escenografia impresionante: Es un inusual placer caminar por su jardin geometrico, melancólico cisne incluido, a través de su bosque centenario y bajo los arcos repujados. Desayunar en el cenador es una experiencia inolvidable.

  • Se alojó en julio de 2011, viajó con su pareja
    • Relación calidad-precio
    • Calidad del sueño
    • Limpieza
    • Servicio
7  Gracias, alimotoSalamanca
Esta opinión es la opinión subjetiva de un miembro de TripAdvisor, no de TripAdvisor LLC.
Ver más opiniones