Hemos observado que está utilizando un navegador no compatible. Es posible que el sitio Web de Tripadvisor no se visualice correctamente.Los siguientes navegadores son compatibles con nuestro sitio:
Windows: Internet Explorer, Mozilla Firefox, Google Chrome. Mac: Safari.
Asegura el precio más bajo de estos sitios web
StayForLong
ZenHotels.com
Booking.com
Agoda.com
Los precios los proporcionan nuestros socios y en ellos se refleja la tarifa por habitación y noche, incluidos todos los impuestos y tasas puestos en su conocimiento. Dirígete a nuestros socios para conocer más detalles.
De qué forma los pagos que recibimos afectan al orden en que se muestran los precios. Los tipos de habitación pueden variar.
De qué forma los pagos que recibimos afectan al orden en que se muestran los precios. Los tipos de habitación pueden variar.
Hoteles cercanos
Opiniones (452)
Filtrar opiniones
452 resultados
Puntuación de viajeros
151
170
91
25
15
Tipo de viajero
Época del año
IdiomaTodos los idiomas
Más idiomas
Puntuación de viajeros
151
170
91
25
15
Lee lo que dicen los viajeros:
Filtros seleccionados
Filtro
Actualizando lista...
3 - 8 de 452 opiniones
Opinión escrita el 24 de agosto de 2018 mediante dispositivo móvil

Hotel situado a pocos metros de la playa,habitaciones con vistas inmejorables, tranquilo, comida variada y muy buena, el personal del hotel atento y muy educado. Es un hotel ideal para ir con la familia, dispone de personal de entretenimiento para los niños. En definitiva lo aconsejo. Repetiremos.

Fecha de la estancia: agosto de 2018
Tipo de viaje: Viajé con mi familia
Gracias, LolaE75
Esta opinión es la opinión subjetiva de un miembro de TripAdvisor, no de TripAdvisor LLC.
Opinión escrita el 23 de agosto de 2018

A la puerta de la Costa Brava, a una distancia muy razonable de Barcelona y bien comunicado, este hotel tiene todos los requisitos para ser un lugar idoneo para unas vacaciones de sol y playa tranquilas (Blanes no tiene nada que ver con otros destinos de la costa catalana más masificados) y también para escapadas de puentes o fin de semana desde la conurbación barcelonesa. La ubicación es perfecta, a dos minutos escasos de la playa , un poco apartado de la población, pero perfectamente comunicado mediante un autobús que cubre el recorrido en muy pocos minutos , por un euro el billete, cada media hora y con parada prácticamente frente al hotel. Las habitaciones (por lo menos la que nos dieron a nosotros, esquinera y, por ende, con buenas vistas) son muy confortables, incluídos el baño y la terraza (cuidado con los mosquitos ¡pican!). Los restaurantes, tanto los de Blaumar como los de Blaucel (su gemelo, comunicado por el interior, donde se hacen las comidas de mediodía), en régimen de buffet libre, son amplios y capaces, incluso en agosto. La comida buena y variada, aunque hubo un cambio (a mal) en la calidad y variedad de la oferta a partir del 15 de agosto. Innecesarias las cenas temáticas (mejicanas, asiáticas...). Si se hace algo así hay que hacerlo muy bien, sino más vale ofrecer platos variados de calidad sin más, sin montajes de quiero y no puedo. La piscina pequeña pero correcto, aunque hay que lidiar con niños (y no tan niños) de todo tipo y condición, pero bueno, es un hotel de orientación familiar. Lo peor, curiosamente, es lo que suele ser el punto fuerte principal de muchos hoteles, el personal. O mejor, aquí habría que hablar de la desidía, el desinterés del personal. Un primer aspecto chocante, estando en Blanes y recibiendo una parte del público de Cataluña es que prácticamente nadie habla catalán. Parece que en este y otros aspectos se debería cuidar especialmente el público de proximidad, que es el que puede alargar la temporada, repetir... con más facilidad (no sé que temporada hacen), pero no, ni un detalle que indique voluntad alguna de fidelización. Ellos sabrán. El personal de recepción especialmente frío y con escasas ganas de informar. Nos llegaron a dar informaciones abiertamente incorrectas y, en más de una ocasión, del todo imprecisas. Igualmente, el personal de los restaurantes, o del bar, tenía, en general, una tendencia a ignorarte (para pedir las bebidas, por ejemplo). Esa odiosa imagen del camarero que no mira, que no había encontrado jamás en un hotel (o casi). Aquí, con honrosísimas, pero muy escasas, excepciones. En la piscina no había ningún tipo de vigilancia, a pesar de que cubría holgadamente, por lo menos en la mitad de su superficie. Imposible, por ejemplo, evitar que alguien pusiera música por su cuenta, o se apropiara de la piscina (y de sus alrededores) a base de jugar a hacer "bombas". Nada que decir de la limpieza de las habitaciones ni del personal encargado de ella. Todo impecable. A parte de eso hay que denunciar también los precios del bar, abusivos (incluso en las comidas) y la indefinición y baja calidad de los "espectáculos" nocturnos. Otra oferta que, para darla de esa forma, más vale poner un poco de música enlatada. Pobres y adocenados incluso para el paladar de los turistas menos exigentes. También me pareció abusivo que no hubiera minibar en la habitación y que cobraran tres euros diarios por el alquiler de una pequeña nevera, vacía, naturalmente.
En resumen, una buen equipamiento, en una población muy agradable (nada que ver con el personal del hotel), con una playa nada exótica, pero limpia y con todos los servicios y con un agua de excelente calida y (¿cuestión de suerte?) sin asomo de medusas.
Si los responsables del hotel se aplicaran con un poco de mimo, sería altamente recomendable.

Fecha de la estancia: agosto de 2018
Gracias, Barbize
Esta opinión es la opinión subjetiva de un miembro de TripAdvisor, no de TripAdvisor LLC.
Opinión escrita el 19 de agosto de 2018 mediante dispositivo móvil

Hemos estado una semana en agosto y no nos ha convencido. A favor del hotel diremos que es muy tranquilo, está muy cerca de la playa y el desayuno no está mal. En contra, sobre todo destacar la mala calidad de los colchones y almohadas. Mi pareja y yo no hemos podido descansar bien en toda la semana y hemos estado con un dolor de espalda insoportable a causa de esto. Me parece inadmisible para un 4 estrellas. Aparte, nos tocó una habitación al lado del ascensor que no paraba de pitar en todo el día e hizo que nuestra estancia no fuese confortable. El ambiente y la animación en el hotel es nula, que por un lado lo hace tranquilo y por otro, muy aburrido. En cuanto al aparcamiento, nosotros dejamos el coche aparcado en las inmediaciones del hotel por 6€ al día y no hemos tenido ningún problema. En resumen, es un hotel que no recomendaría.

Fecha de la estancia: agosto de 2018
Tipo de viaje: Viajé con pareja
Gracias, xixexita
Esta opinión es la opinión subjetiva de un miembro de TripAdvisor, no de TripAdvisor LLC.
Opinión escrita el 15 de julio de 2018 mediante dispositivo móvil

Hotel tranquilo y un trato al cliente por parte del personal muy bueno.Quizás el único pequeño pero sea que la variedad en comida no era muy amplia.No lo pongo en plan de critica sino para informar. Que pena que estuvimos poco.Repetiremos.

Fecha de la estancia: julio de 2018
Tipo de viaje: Viajé con pareja
1  Gracias, Joan P
Esta opinión es la opinión subjetiva de un miembro de TripAdvisor, no de TripAdvisor LLC.
GerenciaHotelsBLAU, Director Comercial en Hotel BLAUMAR, respondió a esta opiniónRespondido el 17 de julio de 2018

Estimado Juan
Le agradecemos de corazón que haya encontrado tiempo para publicar su experiencia de descansar en nuestros hoteles.Lo que más nos alegra es que haya destacado nuestro mejor valor - es el trabajo de nuestro personal. Estaremos encantados de recibirles la próxima vez para más días de descanso y confiamos que entonces podrá descubrir también los detalles de nuestra cocina, las cenas temáticas y la variedad de productos frescos en el Show Ckooking.
Atentamente

Indicar que la respuesta no es apropiada
Esta respuesta es la opinión subjetiva del representante de la dirección, no de TripAdvisor LLC
Opinión escrita el 26 de junio de 2018 mediante dispositivo móvil

Estuve en el hotal Blaumar en Llafranc en Setiembre del año pasado. Me equivoqué al poner Octubre. Estuve para el matrimonio de un sobrino que se casó en Pals.
Es un hotel pequeño pero precioso, y con una vista insuperable de la caleta. La atención muy buena. Queda en la parte alta, pero eso lo hace muy tranquilo y poco bullicioso, lo cual lo hace muy agradable. Los hoteles que quedan en el malecón tienen el bullicio de la gente que camina o la gente que está en la playa.
Bajar a la playa, aunque es bastante empinado, solo toma unos 7u 8 minutos. Podría ser un inconveniente si se tiene problemas para caminar, o problemas respiratorios. Sobre todo al regresar a pie por ser bastante empinado. Compartí habitacion con una prima y nos dieron la que queda más alta. Muy recomendable.

Fecha de la estancia: octubre de 2017
Tipo de viaje: Viajé con amigos
Gracias, helenapardo
Esta opinión es la opinión subjetiva de un miembro de TripAdvisor, no de TripAdvisor LLC.
Ver más opiniones